Jueves, 15 Abril 2021

El gobierno presenta el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia

En el documento presentado como el "el plan económico más ambicioso de la historia reciente de España", el Gobierno ha presentado el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia con cinco objetivos: modernizar el tejido productivo y la Administración, impulsar la capacidad de crear empleos de calidad, aumentar la productividad y el crecimiento potencial de la economía, reducir las brechas sociales y de género e impulsar la economía verde.

Siguiendo con las directrices europeas, las medidas que recoge el plan establecen cuatro ejes de transformación desarrollados mediante diez políticas palanca y treinta componentes que articularán los proyectos específicos:

  • la transición ecológica;
  • la transformación digital;
  • la cohesión social y territorial: y,
  • la igualdad de género.

Mediante 212 medidas, de las que 110 son inversiones y 102 son reformas se movilizarán cerca de 70.000 millones de euros en el periodo 2021-2023. En una primera fase el presupuesto se dirigirá a medidas como:

  1. Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada, con unos recursos de más de 13.200 millones de euros.
  2. Programa de Rehabilitación de Vivienda y Regeneración Urbana, con unos recursos de 6.820 millones de euros.
  3. Modernización de las Administraciones públicas, con 4.315 millones de euros.
  4. Plan de Digitalización de Pymes, más de 4.060 millones de euros.
  5. Hoja de Ruta del 5G, con casi 4.000 millones de euros.
  6. Nueva Política Industrial España 2030 y Estrategia de Economía Circular, con más de 3.780 millones de euros.
  7. Plan Nacional de Competencias Digitales, más de 3.590 millones de euros.
  8. Modernización y Competitividad del Sector Turístico, con un importe de 3.400 millones de euros.
  9. Desarrollo del Sistema Nacional de Ciencia e Innovación, con 3.380 millones de euros.
  10. Y el despliegue e integración de energías renovables, con una inversión de 3.165 millones de euros.


Nuevas políticas públicas para un mercado de trabajo dinámico, resiliente e inclusivo

Como "retos y objetivos" de este componente el Plan especifica:

"El mercado laboral español arrastra desde hace décadas importantes desequilibrios que agravan los ciclos económicos, lastran los aumentos de productividad, aumentan la precariedad y profundizan las brechas sociales, territoriales y de género, perpetuando la desigualdad.

La elevada tasa de desempleo estructural y de paro juvenil, la excesiva temporalidad y rotación de contratos, la baja tasa de ocupación y la persistente brecha de género resultan en una baja inversión en capital humano, una baja productividad, y una elevada desigualdad económica y social.

A estos retos estructurales se añade la actual caída de la actividad derivada de la emergencia sanitaria, que está acelerando cambios importantes en el ámbito laboral que hacen necesario abordar algunos de los problemas arrastrados del pasado.

Este componente impulsará la reforma del mercado laboral español para adecuarlo a la realidad y necesidades actuales y de manera que permita corregir las debilidades estructurales. Esta reforma debe ser abordada en el marco del diálogo social, orientada a reducir el desempleo estructural y el paro juvenil, corregir la dualidad, mejorar el capital humano, modernizar la negociación colectiva y aumentar la eficiencia de las políticas públicas de empleo. Además, se dará un impulso a las políticas activas de empleo, orientándolas a la capacitación de los trabajadores en las áreas que demandan las transformaciones que requiere nuestra economía.

Por otro lado, la digitalización del SEPE será una importante reforma que contribuirá a la modernización y eficiencia de los servicios de empleo. Esta inversión se recoge en el componente 11".